Todo comienza con pensar un espacio de trabajo para les participantes, un espacio de trabajo cambiante y sensible a los ensayos, al juego y a la interacción entre el grupo. Pienso en varias ficciones con las que me he cruzado en series, películas o juegos, pero sobretodo, pienso en un juego al que he vuelto últimamente “Starbound”. Este juego comienza con la destrucción de una organización intergaláctica en donde nosotres somos sobrevivientes y escapamos en nuestra nave de la destrucción del centro de comando. La aventura invita a visitar distintos mundos (tal como lo hacemos nosotres) que tienen distintas características y seres en ellos. A lo largo de la aventura uno puede personalizar su nave. 

Aqui viene la primera idea, en un juego de exploración que mejor que tener una nave que pueda viajar a través de estos mundos y que podamos ir modificando en nuestro camino. La nave no es un instrumento altamente tecnológico, la nave es un organismo vivo que se adapta y vincula a les exploradores que la manejan.La nave sería la representación gráfica del proceso de aprendizaje de les participantes en el juego, las modificaciones tendrian estrecha relación con los ensayos que aparecen aleatoriamente en las distintas dimensiones.

Los reinos o mundos que habíamos pensado en el esquema…

…en esta narrativa serían las distintas dimensiones por las que viajarian les participantes, cada una con características particulares y dinámicas propias. Este viaje se emprendería gracias a la construcción de naves para cada participante, naves con funciones iniciales, pero también con potenciales modificaciones según los ensayos…

La primera idea que tuve sobre la construcción de esta “nave” fue una plataforma más o menos dura, como un tablero para el juego. Entonces no habría un tablero predeterminado para todes les participantes, sino que, cada uno puede fabricar su espacio de trabajo o “nave” según cómo avance la exploración, investigación y juego.

La invitación a la narrativa del juego con esta idea de la nave seria la siguiente:

“Exploras las distintas dimensiones gracias a tu nave interdimensional, perteneces a una flota de naves que comparten el interés por explorar estas dimensiones y el interés por el apoyo mutuo para hacerlo. En el viaje ocurriran varios eventos en los que les exploradores tendrán que crear formas de enfrentar los diversos desafíos y aprendizajes que se den durante el viaje”

Los ensayos ya presentados verían modificaciones dentro de sus premisas para adaptarse a la narrativa que se propone. A continuación presento las modificaciones que podrían tener.

Avatar: pertenecemos a una especie de seres que adaptan su forma a lo que quieran y que les represente. Para interactuar con otres exploradores necesitamos tomar una forma exploradora. En esta parte estaría el ensayo del avatar como el primero para poder emprender la aventura. Que el avatar tenga un tamaño parecido al de los celulares( para poder integrarlo en la nave).

La otra posibilidad es que determinemos un diseño de nave que podamos enviarle, una forma especifica que pueda alimentar la imaginación acerca de verla como una nave. Este tablero prefabricado tendría los espacios definidos donde van el avatar, el talismán y el tótem de grupo.

Nota: no me gusta tanto la idea del tablero prefabricado porque perderiamos la infinita libertad de formas en que les participantes imaginarian una nave, considerando que es una nave distinta a las habituales, ya que es un organismo vivo y no materia sin vida. 

Nave: estamos en la estación interdimensional mandragora, necesitamos crear nuestra nave para emprender el viaje, la nave es una creación orgánica con la cual tenemos un vínculo físico, emocional, espiritual y muchos otros aspectos.

Boceto estación interdimensional mandrágora

Actividad asociada: encontrar materiales (preferentemente cartón o materiales similares, y ojalá reciclados) para fabricar nuestro tablero/nave para la aventura. El tamaño aproximado es de un block de cartulina para integrar dentro de la nave los distintos ensayos que vengan.

Talismán: a partir de la idea ya explicada por Paulo, el talismán que fabrique cada participante, su poder o habilidad, se conecta tanto con cada participante, como con su nave, ya que reitero, la nave es una especie de vehículo pero también es un organismo vivo. Como nave y participante estan conectades, al ubicar el talismán en la nave, su habilidad afecta también al participante.

Mi ejercicio de Talismán (explicación): mi talismán tiene la habilidad de que quien lo porta pueda alimentarse mediante fotosíntesis, sin requerir ningún otro tipo de digestión. Permite aprovechar la energía solar y el agua para mantener en funcionamiento el organismo.

Fondo no virtual: para explorar la interdimensión, se necesita la compañía de otres exploradores, para lo cual hay que contactar de manera virtual a otres interesades en comenzar la exploración. Sin embargo, existe un problema, no podemos contactar a otres hasta tener configurado nuestro fondo virtual.

Actividad asociada: aquí iría la actividad del fondo no virual que sería la llave para poder comunicarse con les otres exploradores.

Tótem: el último ensayo de introducción antes de comenzar la exploración interdimensional. En este ensayo se construye un tótem que represente al grupo o a la flota como se les referirá durante el viaje. El tótem también tendría un rol como insignia de reconocimiento entre les participantes y sus naves.

Tótem random para ejemplificar

Decorando la nave: luego de haber construido estos diversos elementos de representación, se ubican en la nave y alrededor de estos se decora la nave, idealmente con el fin de que todo se vea más orgánico y coherente (totalmente opcional).

Las ideas que vienen a continuación son el vinculo funcional de los ensayos (completos) con el juego que buscamos proponer, por lo que los ensayos seguirían tal cual, solo se agregaría una funcionalidad narrativa.

Ensayo del Enrique: este ensayo puede servir de ejemplo de la interacción de los distintos elementos del juego, sobre todo pensando en los variados ensayos.

El registro del mundo vegetal sería el centro ontologico de una de las muchas sociedades existentes a través de las dimensiones. El registro es el centro de las actividades sociales y es enseñado a les exploradores por parte de les habitantes de este planeta/sistema/mundo. Este aprendizaje generaría una mutación en el aprendizaje de les participantes, y por lo tanto, en la estructura de sus naves, agregando un nuevo sector de la nave dedicado al registro de material vegetal. La fabricación sería total decisión de les participantes y con los materiales que quieran, abriendo la puerta a las muchas posibilidades de integración de estos sectores a sus distintas naves.

Ensayo de Paulo: siguiendo una lógica similar, el ensayo fotográfico y de creación con los espacios íntimos podría corresponder a un proceso de aprendizaje realizado en otro mundo, donde sus habitantes se dedican al registro fotográfico. En el caso del nuevo sector para la nave, seria un lugar para poner el celular durante el juego, por las limitaciones que nos pone la diferencia material de los celulares, este sector solo tendría como mínimo requisito tener el espacio suficiente para poner el celular acostado.

Ensayo de Cristobal: aún no dimensiono bien este ensayo, pero de primeras pienso que puede ser parte clave para el registro de la exploración por los mundos. Pensaba en un mapa desplegable, que al principio solo sea una cartulina en blanco (por ejemplo), pero con el tiempo les participantes registren a sus ritmos y en sus propios lenguajes las aventuras que se van dando en el juego (que son aleatorias en teoría y basándonos en los juegos de rol). Este mapa se podría desplegar desde la nave o ser independiente a ella (con una conexión solo en la ficción).

Más ensayos: pienso que los distintos ensayos que podamos pensar pueden ser caminos posibles para la aventura y que estén determinados por el azar del juego, es decir, la experiencia de juego de les participantes de una región no será igual que la de otres ya que solo las actividades de introducción serían comunes, luego la exploración en las distintas dimensiones se orientaría según algún juego de azar (probablemente dados).

Posibles problemas con esta idea: La cantidad de ensayos que se necesitan es bastante alta y requeriría un proceso de creación nuevo de ensayos. Sin embargo, se podría recurrir a las escuchas creativas para fabricar actividades de exploración. Habría un evento importante cuando se viaje de una dimensión a otra, que podría estar dado por alguno de los ensayos ya presentados (poder nativo, habitantes, antes del pais).

La idea de este ensayo nació desde el cumulo de problemáticas que podría presentar la virtualidad para la realización de los laboratorios mandrágora. Por esta razón, hubo una primera etapa de darle vueltas a la problemática en general.

Fondo “no virtual”

Luego de esta primera problematización, la idea que me surge es acerca de construir de a poco un espacio cómodo para quien participa de los laboratorios.

Para eso me inspiro en los fondos virtuales de Zoom, con lo que puedes jugar de la misma manera en que las películas interactuan con la pantalla verde.

Entonces pensé en que cada participante pueda tener su propio fondo “virtual”. Pero la gran diferencia es que este fondo correspondería a un artefacto fuera de la virtualidad, para interactuar más con lo análogo como lo mencionó Javier en una de las sesiones.

Desde ahí se me ocurre ocupar uno de los formatos más familiares en la escolaridad y en el imaginario popular: la cartulina.

Para sintetizar la actividad, les participantes deben crear un fondo que les acompañara en la virtualidad durante las sesiones. Este fondo puede ser hecho en una cartulina de un pliego para mayor comodidad y allí se puede desplegar cualquier material visual que quieran mostrar les participantes: dibujos, recortes, escritos, formas, colores y lo que quieran. Luego se puede colgar atrás de les participantes en sesiones de videollamada.

La variación de Zoom consiste en que se puede realizar el ensayo en formatos más pequeños como hojas de papel; sacarles una foto y usarlo como fondo virtual en llamadas de Zoom.


La idea de este ensayo emerge en parte de la inspiración en las escuchas creativas de CECREA del año 2020. Una de las actividades de CECREA Vallenar consistía en construir refugios, ya sea haciéndolos o describiéndolos. Es así como pensé en que podía existir una especie de refugio para la virtualidad, donde un fondo “no virtual” hecho por les participantes podría ser un acercamiento a generar un espacio virtual de confianza con el resto del grupo. De este árbol de ideas también me nació la idea de que crearan su propio avatar para adentrarse en los laboratorios.

Crea tu avatar

Complementando la idea de un acercamiento a los encuentros virtuales, me vino la idea de traer el concepto de avatares en internet para el trabajo con el laboratorio mandrágora.

Los avatares se usan generalmente en casi todo tipo de paginas webs, redes sociales y videojuegos. El avatar es una forma de identificarse en el mundo virtual sin correr el peligro de la sobreexposición de la propia imagen en redes sociales. Principalmente en niñes esta ha sido una herramienta fundamental para proteger su navegación por el complejo mundo de internet. Siguiendo esa linea, toma todo el sentido pensar en un avatar para esta primera etapa de exploración en los laboratorios virtuales.

La idea de este ensayo toma varias inspiraciones para germinar. En primer lugar, toma la idea de los autoretratos, tanto en el arte en general como en las escuchas creativas de CECREA. Por lo tanto, varios de los ejemplos que se visualizan en el ensayo provienen de la idea del autoretrato, y varias de ellas, específicamente del autoretrato en niñes. Por otro lado, emerge lo anteriormente dicho sobre avatares en internet y su amplia gamma de posibilidades.

Este ensayo llegó a su variación final cuando introduje indicaciones para la construcción del avatar al interior del propio ensayo, con el fin de dejarlo encapsulado en la siguiente imagen.

Luego llegó la hora de hacer mis propios ensayos.

[Agregado el 16 de septiembre]

Avatar de Álvaro

Fondo no virtual de Álvaro

Entonces, ese correspondería al ensayo que me gustaría que hicieran para las próximas sesiones. Esta fue la ruta creativa de las ideas que presenté en la sesión del 20 de agosto.